» » Accesibilidad en la comunidad de vecinos. ¿Cuándo es obligatorio hacer obra?

Accesibilidad en la comunidad de vecinos. ¿Cuándo es obligatorio hacer obra?

Desde hace 8 años, los edificios públicos que se construyen en España son accesibles. Esta obligación viene determinada por una serie de normativa, que desde el año 1998 viene defendiendo la no discriminación de ninguna persona del territorio nacional, sea cual sea su grado de discapacidad.

De esta forma, todos los edificios construidos desde 2010, cuentan con cero barreras arquitectónicas, o en su defecto disponen de itinerarios accesibles que facilitan el acceso a todo tipo de personas hacia su interior y entre todas las plantas de los edificios.

El documento que regula cómo han de ser los espacios arquitectónicos que cumplan con los estándares de accesibiliddad es, a nivel estatal, el CTE DB-SUA, actualizado por última vez en 2010.

A nivel autonómico, el Decreto 217/2001, de 30 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento de Accesibilidad y Supresión de Barreras de Castilla y León, establece también sus propios mínimos para las edificaciones que se construyan en la comunidad. Además, la Ley, introduce el concepto Convertibilidad, que valora dos parámetros (dificultad técnica y económica) para valorar si los edificios son convertibles, es decir, pueden adaptarse a las condiciones básicas de accesibilidad.

Entonces, ¿A qué están obligados en la actualidad los edificios construidos?

A. Edificios y espacios públicos

Según la Ley 3/1998, de 24 de junio, de Accesibilidad y Supresión de Barreras de Castilla y León, en el plazo comprendido entre 1998 y 2008, deben haberse adecuado los siguientes elementos:

a) Calles, parques, jardines, plazas y espacios públicos.
b) Edificios de acceso al público de titularidad pública.
c) Edificios de acceso al público de titularidad privada.
d) Los medios de transporte público de pasajeros.
e) Los proyectos que se encuentren en fase de construcción o ejecución, o todos aquellos que ya hubieran obtenido la  licencia o permiso necesario para su realización a la entrada en vigor de la Ley.
f) Cualquier otro de naturaleza análoga

B. Edificios Privados (Bloques de viviendas - Comunidades de Vecinos)

Este caso está regulado por el Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Texto refundido de la Ley General de Derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social. El plazo para realizar ajustes razonables para edificaciones existentes, se estableció entre el 4 de diciembre de 2010 y el 4 de diciembre de 2017, plazo que ya ha expirado.

Pero, ¿Qué son los ajustes razonables?

Este concepto es el que va a ser determinante para establecer si es obligatorio realizar obras en un portal.

Los Ajustes razonables se definen de la siguiente forma: son las modificaciones y adaptaciones necesarias y adecuadas del ambiente físico, social y actitudinal a las necesidades específicas de las personas con discapacidad que no impongan una carga desproporcionada o indebida, cuando se requieran en un caso particular de manera eficaz y práctica, para facilitar la accesibilidad y la participación y para garantizar a las personas con discapacidad el goce o ejercicio, en igualdad de condiciones con las demás, de todos los derechos.

Esto viene a decir, que la necesidad o no de ejecutar una obra, atiende a criterios sociales, a la necesidad de los usuarios, y a criterios económicos.

No obstante esta definición no determina de manera pormenorizada cuando sí o cuando no existe la obligación, ya que no especifica qué es demasiado costoso o cuándo es específicamente necesario.

Encontramos otra definición más apurada de ajustes razonables en el Real decreto Legislativo 7/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de al Ley de Suelo y Rehabilitación urbana.

Ajustes razonables son aquellas medidas de adecuación de un edificio para facilitar la accesibilidad universal de forma eficaz, segura y práctica, y sin que supongan una carga desproporcionada. Para determinar si una carga es o no proporcionada se tendrán en cuenta los costes de la medida, los efectos discriminatorios que su no adopción podría representar, la estructura y características de la persona o entidad que haya de ponerla en práctica y la posibilidad que tengan aquéllas de obtener financiación oficial o cualquier otra ayuda. Se entenderá que la carga es desproporcionada, en los edificios constituidos en régimen de propiedad horizontal, cuando el coste de las obras repercutido anualmente, y descontando las ayudas públicas a las que se pueda tener derecho, exceda de doce mensualidades ordinarias de gastos comunes.

Esta definición, acota el término ajustes razonables a un coste de obra específico: cuando este coste, repercutido anualmente, y habiendo descontado las posibles ayudas o subvenciones, es inferior a los gastos de comunidad de un año, se trata de un ajuste razonable, y la comunidad estará obligada a realizar obra.

En definitiva, puedo obligar a mi comunidad a hacer obras de accesibilidad y supresión de barreras, siempre que los gastos de dicha obra sean inferiores a las cuotas de los gastos de comunidad de un año completo.Haz click para twittear

 

¿Necesitas una obra de accesibilidad en tu portal?

Siguiendo Marina Cantero Poncio:

Arquitecto en Pin Estudio

Espíritu creativo y atormentadamente minucioso. Además de a la arquitectura, dedico parte de mi tiempo al fotomontaje y a la ilustración. Amante de los gatos desde siempre, y ahora escribiendo un poco para vosotros.

Anímate y déjanos tu comentario.