» » Arquitectura y cooperativas de viviendas

Arquitectura y cooperativas de viviendas

Cooperativas de viviendas, ¿qué son?

Las cooperativas de viviendas no son una cosa nueva. Es más, es un planteamiento para hacer cuidad que toma fuerza en épocas de crisis. Desde el estallido de la burbuja inmobiliaria hace ya una década, esta opción volvió a ser prioritaria entre compradores.

Pero, ¿qué son exactamente? Las cooperativas son siempre agrupaciones de personas que se asocian y autogestionan para obtener un mismo beneficio. En el caso de las cooperativas de viviendas, son aquellas formadas por socios, que buscan autofinanciar la construcción de sus viviendas, buscando las mejores condiciones económicas y de calidad.

Esta opción ha tomado relevancia ya que, al eliminar del proceso inmobiliario la figura del promotor, se elimina todo el beneficio económico que este obtenía de la transacción de la construcción y posterior venta de la vivienda. Los socios de una cooperativa obtendrán sus viviendas a precio de coste.

 

Pero, ¿qué es lo más interesante de la construcción de viviendas cooperativas?

Lo interesante del desarrollo de proyectos de vivienda de cooperativa, es el hecho de que los socios inscritos ajustarán su vivienda a sus necesidades, desde fase de proyecto. Ya no solo la búsqueda de la mejor calidad-precio, sino adaptar el programa a sus propias premisas. Desde la búsqueda de espacios comunes de intercambio, dotación de servicios a la comunidad, ajardinamientos o plazas concretos, nivel de acabados interiores y exteriores. Esto enriquece el proceso de diseño creando arquitecturas que no salen de la promoción indiscriminada en época precrisis, sino que se adaptan a las necesidades de diferentes grupos de población.

 

Gestión y riesgos.

La gestión de la cooperativa no la hacen los propios socios, sino una sociedad gestora. Esta podrá ofrecer servicios de asesoramiento jurídico y técnico a los socios. Aunque el embrollo burocrático es mayormente solventado por la gestora de la cooperativa, lamentablemente no todo es color de rosa. Como en otras modalidades de compra existen riesgos. El principal, el de no contar con un número suficiente de socios para promocionar la construcción de la vivienda. Otra posibilidad es que se descuelguen de la cooperativa en un momento avanzado de la misma. Esto hará que el resto de los socios tengan que asumir la parte económica que debían abordar los primeros. Además, podrían existir sobrecostes de construcción no contemplados en proyecto que haya que sufragar para poder terminar la ejecución de las viviendas.

 

Tipos de cooperativas.

Podemos hablar de diferentes clasificaciones. En cuanto al tipo edificatorio, principalmente encontraremos bloques de viviendas y promociones de adosados. La construcción en bloque y la de adosados o pareados es más barata que la de viviendas aisladas, al compartir estructura o instalaciones.

En cuanto a las aspiraciones de los inquilinos, hemos podido encontrar cooperativas en cuyos objetivos estaba el desarrollo de viviendas tipo bioclimático. Aparte de ser un concepto que favorece al medio ambiente, supone a la larga un ahorro en energías empleadas en el acondicionamiento de la vivienda.

Un concepto de cooperativa que se lleva años usando en otras zonas de Europa y que está entrando en España de forma reciente es la cooperativa de cesión de uso o covivienda. Este tipo de cooperativa es tal, que sus inquilinos no son sus propietarios, sino que por un largo plazo de tiempo pueden habitarlas mediante pago de un alquiler. El propietario de estas viviendas sería público (Ayuntamientos), y los inquilinos accederían a las viviendas de forma más accesible. Es un modelo que lucharía contra la especulación del suelo, y además garantizaría el acceso a vivienda digna y estable.

 

Un proyecto de viviendas cooperativas.

Para finalizar, aportamos un proyecto de viviendas cooperativas. En este caso se trata de la modalidad de covivienda. Podéis comprobar como, a través de los diagramas del proyecto, la arquitectura servirá para mejorar la vida de las personas. Está realizado por los estudios de arquitectura Lacol y La Boquería.

La información proviene de Plataforma arquitectura, y los renders, plantas y diagramas de la web del estudio Lacol.

Proyecto covivienda Lacol y La Boquería. Imagen extraida de la web de Lacol.

 

El objetivo de las cooperativas es facilitar y garantizar un acceso a la vivienda digno y asequible a sus socios, con una cuota máxima fijada en 7,82€/m2, según convocatoria y legislación. Además nos proponemos que los gastos en confort térmico se reduzca en más de un 50%.

Proyecto covivienda Lacol y La Boquería. Imagen extraida de la web de Lacol.

Durante la fase de concurso se ha realizado una diagnosis socio-económica del grupo de viviendas y del proceso participativo para trabajar y llegar a la siguiente propuesta de consenso. En este consenso el usuario y la comunidad jugarían un papel principal, y el edificio seguiría la infraestructura que los acompañe y les permita evolucionar libremente en tres ámbitos sociales: el barrio, la comunidad y las viviendas.

Proyecto covivienda Lacol y La Boquería. Imagen extraida de la web de Lacol.

Estrategia medioambiental: consiste en la reducción de la demanda en todos los consumos del edificio ofreciendo un buen confort climático y acústico equitativo a pesar de las diferentes condiciones de cada planta. De ahí que el edificio responde con una sección cambiante.

 

Circulaciones y espacios comunitarios: del proceso participativo inicial se extrae un programa de espacios comunitarios. Estos son distribuidos en altura en todas las plantas del edificio, tomando un carácter diferente según el uso de cada espacio. Hemos querido que los espacios comunitarios y las circulaciones potencien las relaciones humanas, los encuentros espontáneas y las actividades de la cooperativa en todo el edificio.

 

Viviendas: el edificio cuenta con 19 unidades, de los cuales uno se destinará como piso puente para familias en proceso de reinserción social. Si fuera necesario por exigencias de la comunidad o financieras, está previsto un crecimiento a 20 viviendas en deterioro de los espacios comunitarios.

Siguiendo Marina Cantero Poncio:

Arquitecto en Pin Estudio

Espíritu creativo y atormentadamente minucioso. Además de a la arquitectura, dedico parte de mi tiempo al fotomontaje y a la ilustración. Amante de los gatos desde siempre, y ahora escribiendo un poco para vosotros.

Anímate y déjanos tu comentario.