Arquitectura del Tapial
» » Tapial y Arquitectura. Mola o no mola

Tapial y Arquitectura. Mola o no mola

En esta entrada del blog de Pin estudio, trataremos de analizar la construcción con tapial y por qué este material del pasado está apareciendo paulatinamente en varias de las arquitecturas vanguardistas de la actualidad.

 

¿Es el tapial una reliquia obsoleta o una propuesta viable?

El tapial o tierra apisonada, rammed earth en inglés, es uno de los materiales de nuestra historia. Fundamental y omnipresente en la arquitectura vernácula española y predominantemente en el ámbito rural castellano hasta principios del siglo XX.

El tapial es un material que con la llegada de los nuevos sistemas constructivos mucho más industrializados, ha ido quedando obsoleto. Sin embargo ha sido parte de esta labor tecnológica la que se ha hermanado con este material a priori olvidado. Y al hacerlo le ha vuelto a dotar de valor y presencia en algunas arquitecturas contemporáneas. Todo ello unido al espíritu de restauración y relación con arquitecturas tradicionales ya existentes. Estas edificaciones son realmente importantes como portadoras de parte de nuestra historia urbana.

El aspecto “negativo”  de este material es la cantidad de mano de obra necesaria para su correcta ejecución. Nos encontramos ante un material de realización in-situ (tradicionalmente). Y cuyo proceso de ejecución y curado es más dependiente de la cantidad de horas destinadas por los operarios. Sin embargo esta debilidad supone también una de sus mayores fortalezas puesto que nos encontramos ante un material con una huella ecología increíblemente baja. Ya que su procesamiento no gravita entorno a maquinaria pesada ni materiales, los cuales al ser procesados contaminen el ecosistema.

Antes de hablar de las propiedades mecánicas e higrotérmicas de este material, es conveniente explicar brevemente su puesta en obra y su producción. Es en este último aspecto en el que reside otra de las fortalezas del Tapial.

 

Tapial, su proceso productivo.

El Tapial al ser tierra compactada, permite obtener buena parte de los materiales que lo componen del proceso de excavación de la parcela. No toda la tierra que se obtiene del subsuelo de la parcela tiene porque ser óptima. Incluso en el caso de serlo, tendremos que procesarla y adaptarla para alcanzar los estándares mecánicos necesarios. Este es uno de los momentos en el control de los técnicos y la experiencia de la mano de obra son fundamentales.

El primer paso es la homogeinización de la tierra extraída. Se desecha todo material de escombro o material de relleno así como materias orgánicas. Una vez seleccionada toda la remesa de tierra, esta se triturara mediante sistemas mecánicos. Y se hidrata hasta los niveles necesarios de humedad (normalmente entre un 6%-9%). El último paso en la adecuación de la tierra del lugar es el tamizado. Esta acción tiene como objetivo eliminar áridos de granulometrías “altas”, contraproducentes para nuestras necesidades. Normalmente se eliminan áridos mayores de 20mm.

En el caso de que la tierra base, a pesar de ser procesada, no cumpliese con las necesidades granulometrías establecidas. Se procedería a una adicción de árido. El objetivo es el control del contenido de arcillas de la tierra base.

Mediante el estudio y los cálculos estructurales previos se han establecido las características mecánicas del tapial. Las cuales pueden indicar la necesidad, una vez terminado el proceso de adaptación de la tierra del lugar, de el uso de conglomerantes y/o aditivos. Los primeros suelen estar conformados por soluciones de cal o cemento, siendo la cal el material mas consecuente con el medio ambiente. Los segundos son impermeabilizantes líquidos, con base en sílice coloidal o similar.

Como cualquier material realizado in-situ en obra, este tiene que seguir unos ensayos de control estrictos. Con el fin de certificar que el material posee las características esperadas de resistencia mecánica, principalmente resistencia a compresión. Y características propias de densidad, cohesión y absorción de agua. Estos ensayos también buscan determinar el comportamiento del material a la absorción de agua, a la heladicidad y a retracciones.

 

Tapial, el proceso constructivo  

 

Arquitectura de tapial
Arquitectura de Tapial. Proceso constructivo. Imagen Pin estudio.

El proceso constructivo actual del tapial, hereda las premisas fundamentales del sistema de ejecución tradicional. Proceso en la que se plantea un sistema de contención en el cual se vierten uniformemente las tongadas de tapial. Cada tongada es compactada por los operarios “manualmente”, este hecho junto con los requerimientos mecánicos obligan a los muros de tapial a tener secciones de 60cm en adelante. Sin embargo aunque la hipótesis de partida es similar el proceso se ha tecnificado sustancialmente.

El primer aspecto a tener en cuenta es la protección de las áreas sensibles del futuro muro de tapial, base y testa, frente a la humedad. Para ello se realiza una cimentación longitudinal de hormigón armado sobre la cual se apoya el muro de tierra y ambos sistemas se unen mediante conectores de acero galvanizado. El apoyo se realizara por encima de la cota de suelo y de escorrentías.

El sistema de encofrado del tapial difiere del de otros materiales de construcción, ya que este sistema crece en altura correlativamente a la tongada de tapial que se este vertiendo. La finalidad de este aspecto, es la de permitir la posterior compactación de cada tongada. Las cuales tienen un espesor de entre 10-15 cm, dependiendo de la granulometría con la que se este trabajando. La compactación la realizan los operarios mediante pisones neumáticos de manera manual, desplazándose sobre el propio muro que están compactando. Uno de los nuevos aspectos tecnológicos introducidos en este sistema es el uso de aislantes térmicos de alta densidad embebidos en el tapial. Materiales como el XPS, el cual debido a su resistencia a compresión puede resistir el empuje de la tierra compactada sin deteriorarse. Mejorando así las propiedades de aislamiento térmico del tapial.
Imágenes vías: http://olneerammedearth.com.au/

Una practica habitual es la verter cada 5-6 hiladas una capa rica en cal con el fin de reforzar y cohesionar las tongadas. Esta sucesión de tongadas de tierra y capas de refuerzo genera una estética muy marcada, casi ornamental. Normalmente en los encuentro con sistemas constructivos horizontales se opta por sistemas de madera u hormigón embebidos en el propio tapial para asegurar la correcta conexión. Facilitando la transmisión de cargas y evitando problemas de fisuración.

Esta misma metodología se sigue en la coronación del muro de tapial. Con el fin de proteger la testa del muro se puede realizar una viga de hormigón armado el cual ata la cabeza. Ademas puede servir para apoyar la estructura de cubierta. O simplemente evitar la disgregación de la parte del muro mas expuesta a la intemperie.

Con los muros de tapial ya terminados, se realiza el desencofrado. Y se repararan los puntos deteriorados por los elementos de unión de este sistema. También se puede aplicar, con el fin de aumentar la protección contra la humedad y otros agentes, un capa de estabilizadores superficiales.

 

Propuestas contemporáneas.

La tecnificación y el control técnico sobre las arquitecturas con tapial ha fomentado la proliferación de su uso, permitiendo así explotar otras de las virtudes fundamentales del tapial, su eficiencia energética y su estética.

Edificio Ricola Krauterzentrum por Herzog&deMeuron, 2010-2014. Una de las características mas representativas de este edificio es el uso de bloques prefabricados de tapial, producidos en una nave contigua y cuya materia prima es obtiene de unas canteras próximas. Dichos bloques poseen unas generosas dimensiones: 435x135x45 cm y un peso de 4000 kilos. Debido a sus luces y solicitaciones estructurales la fachada, aunque autoportante, no recibe las cargas de cubierta. Es la estructura de hormigón interior la que resuelve las cargas de los forjados y la cubierta. Los muros de tapial y la estructura de hormigón están conectados entre si.
Imágenes vía: http://iwan.com/

 

Piscina de Toro por Vier Arquitectos SLP, 2006-2010. Una de las características constructivas mas interesantes es el uso de un sistema híbrido de tapial y estructura de acero tubular autoportante embutida en el propio tierra compactada. Y sin embargo la propuesta inicial de los arquitectos era la de utilizar vainas metálicas embebidas en el tapial. Las cuales en colaboración con la viga de coronación de hormigón, postesarían todo el sistema constructivo. Según los propios arquitectos esta idea fue desestimada. Principalmente por la dificultad de garantizar la no transmisión de cargas laterales internas entre las vainas de acero y el tapial.
Imagenes vía: http://santos-diez.com/

 

Casa Rauch por Roger Boltshauser + Martin Rauch, 2004-2006. Una de las premisas de los arquitectos fue la experimentar con el tapial. De manera que este fuera el material utilizado en la mayor superficie posible de la vivienda. Martin Rauch consigue que el 85% de los elementos constructivos de la vivienda estén formados por material obtenido de la excavación de la parcela. Otro aspecto interesante es la adicción de hiladas de ladrillos en el muro de tapial exterior. Las cuales coinciden con las tongadas de tapial con el fin de reforzar y aportar protección frente a las condiciones meteorológicas.
Imágenes vía:  http://www.beatbuehler.ch/

 

Nos hemos dejado propuestas y nuevas aplicaciones en el candelero. Por esta razón lector te invito a que compartas tus conocimientos o referencias en la barra de comentarios. Con el fin de que todos podamos aprender mas sobre este sistema y su increíble potencial.

 

Bibliografía.

Para aquellos que quieran ahondar más en el mundo de la construcción con tapial, adjunto una relación de textos más que recomendables:

Inter-acción. Construir con tierra, Ministerio de Fomento, Madrid, 2002

MALDONADO RAMOS, Luis. Técnicas y sistemas tradicionales. Curso de construcción con tierra 1, Instituto Juan de Herrera, Madrid, 1999.

MALDONADO RAMOS, Luis. Arquitectura y construcción con tierra. Tradición e innovación, Mairea, Madrid, 2002.

OLCESE SAGERRA, Mariano. Arquitecturas de tierra: tapial y adobe, Colegio de arquitectos de Valladolid, Valladolid, 1993

Siguiendo Alejandro Baranda Caso:

Arquitecto en Pin Estudio

Creyente en la construcción como parte fundamental de la arquitectura. Amante del modelado de arquitecturas virtuales. Apasionado del séptimo arte aunque considero que Lars Von Trier esta sobrevalorado.

Anímate y déjanos tu comentario.